lunes, 22 de septiembre de 2008

Crónica del IV Pregón del Santo Rosario (web del Ayuntamiento)


Manuel Luque Posada pregonó las glorias del Rosario en Gines

La Parroquia de Nuestra Señora de Belén acogió este domingo el cuarto Pregón Glorioso del Rosario de Gines, una cita organizada por la Hermandad del Rosario y Santa Rosalía con la colaboración de la delegación de Cultura y Educación del Ayuntamiento.

El templo se llenó para presenciar la cita, que contó con la asistencia del Alcalde, Manuel Camino, y varios miembros del Gobierno Municipal, además de representantes del resto de las hermandades locales.

La Banda Municipal de Música abrió el acto con la interpretación de las marchas “Soledad, Rosa de Castilleja”, y “Virgen Coronada de la Estrella”, a lo que siguió la presentación del pregonero a cargo de Eduardo Jesús Galindo Hurtado.

Tras la marcha “Lux Mea”, y con un altar presidido por las imágenes de la Virgen del Rosario y de Santa Rosalía, daba inicio el pregón, en el que Manuel Luque Posada declamó magistralmente los versos compuestos por él mismo para exaltar las glorias de la devoción rosariera.

Durante su intervención, el pregonero recordó los inicios de la devoción hacia la Virgen del Rosario en Gines, deteniéndose especialmente en su fuerte vinculación con su familia, con el Grupo Joven de la Hermandad, y con el Barrio.

No faltaron en el pregón alusiones a la Ermita de Santa Rosalía y a la propia Santa de Palermo, así como a los rosarieros que ya no están con nosotros, despertando los versos de Manuel Luque numerosos aplausos entre el público asistente.

Ya en la recta final del acto, la Hermandad entregó a Eduardo Jesús Galindo y a Manuel Luque sendos obsequios en recuerdo de este día, así como a la mujer del presentador y a la madre de pregonero.

Los himnos de Andalucía y Nacional pusieron el punto y final al pregón, que será recordado por su gran intensidad y por su fuerte componente cristiano.

Enlace: http://www.ayuntamientodegines.es/notas/080922b.htm

1 comentario:

Cantarero dijo...

Hola Manuel,
Vaya, llevaba un tiempo sin pasarme por tu blog, ya sabes las vacaciones y todo lo que conllevan. Ahora que lo veo, me sorprende verte como pregonero, la verdad es que debe ser todo un honor, una gran experiencia.

Enhorabuena, y saludos.